¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar con tu marca para cumplir con su propósito?

Todo el tiempo estás pensando en cómo mejorar la performance de tu marca. Te preguntás cómo optimizar tus acciones de marketing, la conversión de clientes, cómo fidelizar, cómo potenciar a tus productos y servicios desde la promoción, el posicionamiento, los canales, el pricing ideal.

Y aún encontrando buenas respuestas y obteniendo buenos resultados, sentís que cada vez es más difícil construir una nítida ventaja competitiva para tu marca.
Te proponemos un ejercicio introspectivo, respondiendo estas tres preguntas desde la mayor honestidad:

1. ¿Cuál es el propósito único e intransferible de mi marca?

El propósito es la razón de ser de tu marca. El compromiso, la voluntad y la motivación que la impulsa a provocar un impacto positivo en la vida de las personas.

2. ¿Cuál es el valor diferencial tangible, concreto e inimitable de mi marca?

Lo que hará definitivamente singular a tu marca no es la historia que cuente sino el valor único y concreto que ofrezca a sus clientes, a sus empleados y a la comunidad.

3. ¿Mi marca se expresa a través de un arquetipo determinado?

Los arquetipos de marca son un conjunto de valores, actitudes y comportamientos que definen la personalidad y el modo de pensar, decir y hacer. Una herramienta clave para la construcción de una marca coherente.
Los arquetipos de marca son 12: Creador, Hombre Común, Sabio, Rey, Amigo, Payaso, Ingenuo, Aventurero, Mago, Protector, Héroe y Rebelde.

En caso de que tengas respuestas claras y satisfactorias para todas estas preguntas clave, podés sentirte orgulloso de haber construido los pilares de una marca singular. Desde Noble, podemos ayudarte a elevarla aún más.

En caso de que para alguna de estas preguntas aún no tengas una respuesta, podemos trabajar juntos para encontrarlas. A eso nos dedicamos.

Contacto

1 + 4 =